On Vacation | Cuando el descanso tiene nombre de hamaca on vacation
On Vacation | Cuando el descanso tiene nombre de hamaca on vacation

Martes 10 de Abril del 2018

Cuando el descanso tiene nombre de hamaca

Porque las hamacas son el mejor lugar para tomarse un buen sueño, y descansar.

On Vacation | Descansar en una hamaca
On Vacation | Descansar en una hamaca

Descansar es la palabra favorita cuando hablamos de tomar unas “merecidas vacaciones” de nuestro trabajo o de lo que estemos haciendo en nuestra vida cotidiana. Eso es precisamente lo que significa una hamaca.

Desde tiempos ancestrales, las mujeres Wayuu han aprendido  manualidades para su diario vivir, como aprender a crear mochilas, mantas, pulseras,  hamacas y chinchorros. Pero ¿Cuál es su motivación?

Cuenta la leyenda que la araña Wake Leru bajaba cuando todos en la aldea estaban dormidos, y creaba de sus hilos las piezas de artesanía más hermosas que cualquier hombre o mujer hubiera podido soñar. Todo esto lo hacía para que la aldea pudiera aprovecharlos en sus quehaceres diarios.

Un día, una niña se acercó a la araña, pues quería conocer los secretos que se encontraban detrás de los finos hilos que creaban tan elegantes y funcionales piezas de artesanía. Wake Leru, muy entusiasmada, encerró a la niña varias lunas para que aprendiera el arte de coser. Es por ello que las artesanías Wayuu las envuelve un aura mágica, apreciada solo por aquellos cercanos a ellas.

El descanso ideal

Para la cultura Wayuu el descanso es fundamental, es por ello que el chinchorro y la hamaca son de los tejidos más representativos de su cultura, ya que le permiten tanto a hombres como mujeres, descansar a plenitud de sus labores diarias.

¿Y con qué hacen las hamacas y los chinchorros? Aunque pareciera que ambas artesanías son iguales y solo se cambia su nombre, la verdad es que la hamaca es elástica y de tejidos sueltos, mientras que el chinchorro es mucho más pesado y más compacto.

Algunos de los beneficios de dormir en hamaca son:

  • Se concilia el sueño más rápido
  • Desestresa
  • No tenemos puntos de presión porque estamos suspendidos en el aire
  • Alivia el dolor de las articulaciones

Una hamaca o chinchorro puede estar entre los COP $250.000 y $350.000, las más sencillas. Si queremos ya “la reina de las hamacas” tendremos que pensar en cifras que van desde los COP $750.000 hasta $1´200.000.

En nuestro próximo viaje a La Guajira, debemos pensar en visitar una comunidad Wayuu, no solo para ver su cultura, su forma de vida y escuchar sus historias, sino para apreciar como sus mujeres tejen de una manera tan mística, tan exacta, y todo gracias a la niña que aprendió de Wake Leru, la araña.

On Vacation | Hamacas en la Guajira

¡Déjanos motivarte!

Suscríbete para recibir nuestro boletín de noticias de viajes